Transexualidad: yo transexual, yo cisexual (Podcast episodio 50)

Comprendiendo la transexualidad

Hoy vamos a explicar de forma sencilla y clara qué es la Transexualidad tanto a Cisexuales despistados como a transexuales que necesiten entenderse mejor. Para ello tenemos en nuestro podcast a Davinia Trujillo, mujer transexual, profesora de universidad,  que viene a compartir en lo teórico y en lo vivencial sobre esta cuestión tan importante que es el fenómeno trans.

  1. Hola Davinia, para empezar dime quién eres y por qué has accedido a esta entrevista y podcast.

Antes de nada, quiero darte las gracias Fernando por invitarme y por confiar en mí para esta entrevista. No cabe duda que cualquier experiencia contada en primera persona puede ayudar mejor y espero que así sea.

Me defino como una ciudadana del mundo… como una persona que, tomando las palabras de Robert Lee Frost (escritor EEUU), tiene una riña de enamorados con el mundo.

Amo mi trabajo y puedo decir, con suerte y aunque suene a tópico, que disfruto con él y no me cuesta ningún esfuerzo levantarme cada mañana para ir a trabajar.

Soy de naturaleza inquieta, intranquila y curiosa.

Y tras muchos años de búsqueda, por fin he encontrado mi verdad y la he aceptado… gracias a la cual he pasado de sobrevivir a empezar a vivir. Soy una mujer transexual.

  1. Identidad de Género, transexualidad, transgénero… parece que cuesta definir esta realidad que viven tantas personas. ¿Cómo podríamos definir qué es la transexualidad de forma sencilla? ¿Qué son los cisexuales?

Ciertamente, vivimos en un sociedad que cada vez más plural; en una sociedad que ha evolucionado y que ha dejado de tener dos únicos compartimentos para clasificar a las personas (o, quizás, tres).

Donde antes éramos hombres (XY), mujeres (XX) y “el resto”, ahora somos hombres, mujeres, transexuales, intersexuales (XXY), etc.; o, por ejemplo, usando otro patrón o variable de clasificación, ahora somos heterosexuales, homosexuales, bisexuales, demisexuales, pansexuales…

Usando este patrón relativo al sexo biológico, una persona transexual es aquella que siente inconformidad con respecto a su sexo biológico (asignado al nacer) y debido a esta discordancia, necesitan comportarse y ser percibida, social e individualmente, como persona del sexo contrario y, por lo tanto, tienen la necesidad de cambiarlo mediante cirugía (y una hormonación previa) dado que no lo identifica como propio.

En tanto y en cuanto llega el momento de la intervención quirúrgica (y se cumplen ciertos requisitos), estas personas son personas transgénero, porque su identidad de género también sufre incoherencia con el género que se le asignó al nacer. Por lo tanto, adoptan, socialmente, el rol opuesto a su género, en base a comportamientos, conductas, apariencias, etc.

Por lo tanto, y bajo mi punto de vista, toda persona transexual es transgénero pero no viceversa, dado que pueden existir individuos que sufran disconformidad con su género (disforia) necesitando que se les identifique (socialmente) con el género opuesto. Adoptan, por lo tanto, también formas acordes al género que sienten. Transcienden el género pero no sienten la necesidad de pasar por un quirófano para cambiar su sexo biológico.

Pero el término transgénero abarca otros comportamientos como el travestismo, el transformismo, personas con género fluido, personas ágenero, etc. Puede resultar extraño, pero si se mira la sociedad bajo una perspectiva no binaria de género (hombre-mujer), tienen cabida las diversas manifestaciones de las personas transgénero; al fin y al cabo, cada persona tiene su verdad.

Los términos transexual y transgénero suelen confundirse. En la actualidad se está extendiendo el uso del término “trans” para englobar a ambos término (ya está reconocido dentro del FUNDEU).

De forma contraria a las personas transexuales, las personas cisexuales son aquellas que no sufren ningún tipo de disconformidad con su sexo biológico (“cis-”, de este lado; “trans-“, del otro lado). Son mayoritarias y de igual modo a lo anteriormente comentado (transexualidad-transgénero), las personas cisgénero son aquellas que se identifican con su género (asignado al nacer) y tienen total coherencia en este sentido.

  1. ¿A qué edad una persona puede empezar a darse cuenta que es transexual? ¿Cómo sucede habitualmente?

Según diversos estudios y reseñas de los expertos en el tema, la identidad de género en las personas se desarrolla entre los 4 y 6 años. En este sentido, actualmente, se están dando bastantes casos en estas edades ya detectadas en los colegios a edades tempranas y en las mismas familias.

Del mismo modo, en otros países, como Laos o Tailandia, estudios realizados indican que, en la gran mayoría de casos, se empieza desde estas edades tempranas y que la hormonación se lleva a cabo incluso en la adolescencia (11-12 años) en estos países.

Transexualidad: yo transexual, yo cisexual (Podcast episodio 50) 1

En mi caso particular, también fue a muy temprana a edad (a los 6 años, aproximadamente) cuando descubrí que no era un niño (pergeñé un plan para quedarme en casa sin mis padres y vestirme con ropa de mi madre). Quizás no sabía exactamente, a esa edad, si era una niña, pero sí que no era un niño. Aún recuerdo, nunca olvidaré, la sensación que experimenté al verme frente al espejo aquel día. Desde ese entonces he sentido, de forma continua, cierto malestar (que en determinados momentos, se ha agravado de forma drástica) y la sensación de que algo fallaba, algo no concordaba, algo no era coherente, algo no encajaba… Ello me llevó a esconderme, durante años, detrás de una exacerbada timidez y a tener ciertos problemas para relacionarme socialmente.

Y así fui intentando desarrollarme a todos los niveles (familiar, social, profesional, sentimental…) aguantando, resistiendo, soportando, reprimiéndome infinitas veces… luchando por vivir como hombre “normal” (cisexual) hasta que llega un momento en el que literalmente te dices “ya no puedo más” y necesitas “dar el salto” hacia tu verdad, esa verdad que durante años has ocultado, no has aceptado. Y sin aceptación no hay felicidad. Y reconoces entonces quién eres realmente.

Ese momento de tu vida en el que dices “ya no puedo más” no sigue ningún patrón temporal. Existen muchos factores en la vida (trabajo, familia, salud…) que afectan a ese punto en el que decidas “dar el salto”. Conozco casos de gente que “saltó” con 30 años, con 40 años e incluso con 60… No hay un patrón fijo, en este sentido, a diferencia del momento en el que te das cuenta de que hay algo en tu identidad que no armoniza.

  1. ¿Piensas que existen unos conceptos rígidos de lo que significa «ser mujer» y «ser hombre» que hacen difícil entender la transexualidad?

Como ya he comentado, la sociedad de hoy en día es mucho más plural que la existía en décadas pasadas. Si bien es cierto que la rigidez de los términos “ser mujer/ser hombre” se está relajando y es más laxa que hace años, aún existe mucha gente que considera inamovible la concepción tradicional de géneros “hombre y mujer”.

De esta manera la transexualidad también bebe del binarismo hombre-mujer: el hombre transexual (de mujer a hombre) se somete a operación para la construcción de un pene (faloplastia); y en la mujer transexual (de hombre a mujer) la operación le proporciona una vagina (vaginoplastia), entre otras cuestiones. Es decir, el hombre transexual pasa de ser mujer a hombre; y la mujer transexual pasa de ser hombre a mujer, considerando únicamente la existencia binaria; es decir, su transición varía de un lado al opuesto de este binarismo.

En cambio, es el transgenerismo el que contradice al binarismo de género como he mencionado antes. Un sistema no binario ayuda a comprender la diversidad real en que vivimos las personas.

  1. ¿Qué le dirías a una persona que se siente transexual y confusa por ello?

Es difícil dar consejos (no quiero ser ejemplo de nada para nadie), dado que cada persona es un mundo y cada persona tiene su verdad y su forma de sentirse y de percibirse así como de relacionarse con el mundo y la sociedad. Lo bueno de los consejos, es que se pueden tomar o se pueden dejar.

Pero lo que sí creo que nos ocurre a todas las personas transexuales (o, al menos, con las que he podido conversar horas y horas) es que existe un punto en el que te das cuenta de que algo falla. Y esa “incoherencia” te lleva a vestirte con ropas del otro sexo/género… y es, entonces, cuando experimentas una sensación de alivio y de paz interior que no tiene parangón.

Transexualidad: yo transexual, yo cisexual (Podcast episodio 50) 2

Por lo tanto, siguiendo tus propias palabras, Fernando, sigue a tu sabio interior que reconoce lo que es bueno para ti, te reconforta y te aporta tranquilidad.

Puedes tener miedo, es de lo más normal. Es un sentimiento muy humano. Miedo a enfrentarte a tu nueva y deseada visión en el espejo y miedo a “dar el salto”; cuando tienes que tomar una decisión que, como todas, conlleva cierta dosis de incertidumbre y dudas ante lo desconocido. Pero si te preparas bien, saldrá bien, tenlo seguro.

Y la primera vez que haces algo siempre hay nervios e incluso dudas y momentos de zozobra. Pero cuando lo haces y te miras al espejo, tu sentimiento, tu sensación te dirá si vas por el buen camino o no.

En mi caso particular, si le puede servir a alguien, a pesar de tenerlo claro, no quise reconocerlo e intenté buscar otras posibles explicaciones o soluciones que me pudieran llevar a ese deseo y necesidad de vestirme de mujer (homosexualidad, para llamar la atención de los hombres; juegos fetichistas; etc.). Cuando vas descartando todas las posibilidades, queda la que estaba desde un principio y no quería ver; quizás por miedo, por miedo de enfrentarme a la sociedad y a mi familia. A día de hoy, debo decir que dicho enfrentamiento no ha sido tal, dado que prácticamente todo el mundo lo ha aceptado desde el principio.

Y, por suerte o por desgracia, esto no se cura con el tiempo, porque no es una enfermedad. Está en mi cabeza y es lo que mi cabeza me dice qué soy y cómo me siento. Es mi identidad. En mi caso particular, mi cabeza me dice que soy una mujer a pesar de tener un par de cromosomas XY. Y así es como siempre he deseado y necesitado relacionarme. Y que la sociedad me vea y me perciba como mujer. Al fin y al cabo, una vez “dado el salto”, no se trata de cambiar nada, porque nada tiene que cambiar. Simplemente sigues desarrollando tu trabajo, sin tener que disimular (gastando energías inútilmente) ni esconderte, siendo la mujer que siempre has sido. Pero ahora ya públicamente. Y es entonces cuando percibes que tu vida empieza a fluir y que es como debería de haber sido siempre. En el fondo, no cambiamos, simplemente nos mostramos como realmente siempre nos hemos sentido.

  1. ¿Crees que los profesionales de la Salud (Medicina, Psicología, Psiquiatría) están preparados para ayudar y orientar correctamente a estas personas?

Creo que sí, Como profesional de la educación y de la formación (en el ámbito de la ingeniería) que soy, me consta que cualquier trabajo conlleva una inversión en tiempo para estar permanentemente al día y actualizarte.

El devenir del tiempo nos ha demostrado, de forma genérica, que hoy en día se pueden resolver, por ejemplo, problemas médicos de una forma mucho más satisfactoria que hace unos años.

En este sentido, por lo tanto, médicos y psicólogos han tenido la necesidad de adaptarse a los tiempos y las nuevas necesidades (nuevas formas de sentir y expresarse, nuevos métodos, etc.) para seguir siendo fiables, eficaces y resolutivos en sus quehaceres profesionales y proporcionar la ayuda a quienes lo necesiten, acorde a las nuevas expectativas sociales.

No me cabe la menor duda de que los expertos en la materia que compete al tema de esta entrevista, están preparados y nos pueden ayudar de forma totalmente satisfactoria.

  1. ¿Cómo piensas que están las leyes en Andalucía con respecto a los derechos de las personas transexuales?

Tengo entendido que Andalucía es la única comunidad autónoma de España en la que existen dos leyes en relación a las personas transexuales (2014), en particular, y a las personas LGTBI y sus familiares, más en general (2017). Además, Andalucía fue pionera en la prestación de atención sanitaria específica para las personas transexuales (Málaga).

Aparte existen otras comunidades autónomas que también han aprobado leyes similares, con la Comunidad Valenciana o el País Vasco por poner dos ejemplos.

La primera de ellas, verano del año 2014, para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, que garantiza los principios de seguridad, calidad y accesibilidad y la descentralización de la atención a las personas transexuales. Esta ley establece un marco normativo adecuado para garantizar el derecho a la autodeterminación de género de las personas que manifiesten una identidad de género distinta a la asignada al nacer.

La segunda de ellas, diciembre del año pasado, para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares en Andalucía, por razón de orientación sexual, identidad sexual e identidad y expresión de género. Esta ley establece y regula los medios y las medidas para hacer efectivo el derecho a la igualdad, dignidad e intimidad, y a la no discriminación en los ámbitos tanto públicos como privados (esferas civil, laboral, social, sanitaria, educativa, económica y cultural) de las personas LGTBI.

Además, en todos los centros debe haber un docente responsable de velar por estas cuestiones, para evitar posibles situaciones de discriminación y, por qué no, detectar casos de transexualidad, por ejemplo (responsable de igualdad o de diversidad…).

Todo ello, por tanto, reconociendo la pluralidad actual de nuestra sociedad y el ingente número de personas que tienen prejuicios sobre el colectivo LGTBI. Andalucía está dando pasos importantes en pos de apoyar y favorecer el desarrollo y la protección de las personas transexuales, en particular, y del colectivo LGTBI, en general.

  1. ¿Qué te gustaría añadir para completar esta entrevista?

Que experimentes, que no te calles nunca lo que sientes y que busques tu verdad, esa que solamente tú conoces (en cualquier aspecto de la vida, pero más aún en tu “yo interno”). Pero no te dejes llevar por la desesperación, que nunca es buena consejera.

Puede resultar fácil o difícil (la vida y la búsqueda de la felicidad están llenas de obstáculos), pero la recompensa merece la pena (al menos bajo mi punto de vista).

«La vida no es un problema que tiene que ser resuelto sino una realidad que debe ser experimentada»

Y en esa experimentación, te darás cuenta de que nunca terminarás de conocerte. De forma continua aparecerán cuestiones nuevas de ti que desconocías e incluso empezarás a comprender tu pasado que, bajo mi punto de vista, nunca hay que olvidarlo ni negarlo. Va contigo a todas partes. Eres lo que eres y estás donde estás, en el momento actual, gracias a tu pasado.

Como decía Søren A. Kierkegaard, “la vida ha de ser vivida mirando hacia delante y solo puede ser comprendida mirando hacia atrás”.

Me gustaría terminar esta entrevista con dos frases que nos pueden servir para reflexionar:

«Si luchas puedes perder, pero si no luchas, ya estás perdida».

«Lo malo no es morirse, lo malo es no haber vivido».

Sé feliz y no te distraigas

Muchas gracias Davinia, por toda esta interesante información y por compartir partes de tu vida que, seguro, van a ayudar a muchas otras personas a entenderse mejor y seguir adelante.

♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Portada del libro "Sexualidad masculina ¿hombres o titanes?", de Fernando Villadangos

Tienes mi libro  «Sexualidad Masculina: ¿Hombres o Titanes?» disponible en Amazon y toda la información del mismo pinchando en el enlace.

Te invito a suscribirte a mi web informacionsexual.com y al PodCast sobre Sexualidad y Pareja que hemos preparado.

4.8/5 - (46 votos)

Hablemos

Sexología-en Granada

Si tienes alguna cuestión que te inquiete sobre sexualidad o la pareja, te animo a que me la consultes a través de nuestra página de contacto.

Fernando Villadangos

Trabajo desde 1989 con ilusión y profesionalidad como psicólogo clínico y sexólogo. Cada día comparto con las personas y parejas que acuden a mi consulta sus conflictos y problemas, temores y sufrimiento pero, también, su capacidad de luchar y de no rendirse, su capacidad de seguir adelante. Te ofrezco más de 30 años de experiencia a tu servicio.

5 comentarios en «Transexualidad: yo transexual, yo cisexual (Podcast episodio 50)»

  1. Hola Dr. el motivo de mi comentario es para respinder una duda, la cual es, que si se puede quedar embarazada si se tienen solo juegos sexuales, en ningun momento se tuvo Coito o penetracion y mucho menos eyaculacion cercas de la vagina o vulva.
    Se trato mas de roces por encima de la vagina (vello pubico o monte de Venus), mi pregunta es si se puede quedar embarazada por el liquido presiminal, ya que en ningun momento se tuvo contacto del pene con la entrada dela vagina.
    Muchas gracias si me puede ayudar.

    Responder
  2. Los encasillamientos no son saludables, nos condicionan el comportamiento, pero nos gusta etiquetar así sabemos cómo son las otras personas, al menos es bueno que haya muchas casillas, que nos ayudarán a entender mejor a otras personas.

    Gran admiración por Davinia, por la historia de su vida y por su valor al afrontar el cambio.

    Responder

Deja un comentario

Fernando Villadangos es psicólogo clínico y sexólogo en Granada

Hablemos

Si vives en Granada o en las provincias circundantes, puedes encontrarnos en:

Calle Pedro Antonio de Alarcón, 13 1º Izquierda
18005

Móvil: 608 670 900

Sígueme y léeme

libro "Sexualidad masculina ¿hombres o titanes?", de Fernando Villadangos

Suscríbete

Únete a mi newsletter, si quieres recibir noticias y más contenido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest